Superstición

Cuida tu razón y no la expongas
demasiado, nunca pienses tanto,
el límite entre la fe y la razón
es difuso como un sulfúrico
cielo y manto que va envolviendo
los sentidos y las formas
y te embriaga caprichosamente
como un excitante licor …

Espléndidas flores cubren
los campos germinales
de la mente y tu cerebro
sucumbirá ante la fragancia
exquisita de sus simetrías
de sentimiento y de pasión ;
la felicidad de la creencia
bien puede seducir a la razón
y entregada , ésta , se inclina
y cede la primacía nominal
de la posición y su estructura
en aras de una reconfortante
serenidad , y se repliegan
las cosas hacia el mundo
de la ideas y no hay criterio
válido para establecer verdad alguna ;
y en una segunda infancia venturosa
juegas contigo mismo y sueñas ,
mientras feliz y pleno , definitivo ,
ingresas al embarazoso y fatal
estadio de la superstición .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s