La dolce vita

Ah , esta vida feliz y plena ,
rodeada de bienes materiales
y de los otros , que poseo
y mantengo , esta juerga
que empezó hace miles de años
y nunca termina ;
qué de cosas fáciles
y bien dispuestas
me esperan aún
en el dulce camino de la vida ,
sin más valores
que aquellos que se palpan
e ingresan a los sentidos
como placeres radiantes
o contenidos excitantes .

El mundo bien puede ser
un lugar solitario
y una existencia
rodeada de sirvientes
puede llegar a poblarlo
e inventarlo ;
cuántas destrucciones
se ocultan bajo
la presunta alegría
de los propietarios
del miedo , cuánto temor
hay en esto mismo
que afirmo ahora ,
cuántas abundancias
y cuantas carencias ;
porque mañana , no sé
que será , nunca podría
llegar a conocer nada de mi
ni de ninguno , ni de nada ;
después de todo ,
para vivir la dolce vita
hay que asumirse radicalmente
y ser tan absurdo
como el más vulgar
de los objetos …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s