Paranoia azul

Esa mañana el aire hervía
de ángeles rebeldes
y de los otros .
María
cerró sus ojos para no ver
la marea de paredes
que se le venía encima .
Atrapó un cuerpo azul
o el cuerpo la tuvo a ella
y fue poseída a la vista
de todos , ojos airados ,
caras sonríentes .
Una sucesión de golpes ,
sangres , espamos ,
gritos , dolores ,
tiritó en la calle ;
María quiso simular
un desmayo azul ,
pero el aire ,
que esa mañana hervía
de ángeles rebeldes
y de los otros
se lo impidió .
Un timbre de teléfono
sonó en cada ventana ,
ella , a sabiendas
que era dios quien la llamaba
nuevamente ,
no contestó .

Por fin
la mano extenuada
vino a subir
desde los muslos desgarrados
hasta la boca
y una sonrisa azul
atrapó la cara de María …

Este poema debe tener como 25 años o más , lo adapté algo y bien aquí está .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s