Como una maldición …

Qué bueno es saber donde uno reside ,
quienes circulan por el entorno
de los días , quienes son buenos
y quienes malos , y qué satisfacción
es poder ponerle una buena maldición,
enérgica y total a esos que empobrecen
esta mierda que es la vida ,
es bueno maldecir individuos , organizaciones ,
iglesias , instituciones ,clubes ;
es como una deconstrucción retórica
del presente y del futuro ,
una facultad imprescindible
para sobrevivir en este obsesionante
páramo, en el pantano de esta ciudad
inevitable y perversa ; en griego
y en español, como cantan por ahí ,
le pongo una maldición a este país
de impertérritos y codiciosos, seres venales,
a esta tierra de alimañas y sabandijas ;
qué placer poder odiar con pasión
y soltura ,hacer para unos y otros ,
para sus mezquinos días , algo así
como una maldición impersonal o rutinaria,
como un hado , un sino , una mierda ,
o una pequeña tragicomedia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s