Prehistoria

Durante la prehistoria
sólo fui un sudamericano más ,
vivía en un valle profundo
de esa tierra sin nombre
que nos habitaba ,
conocí a pocos extraños
y no fui más allá del río
y sus turbulentas miradas ;
sobrevivir era algo intenso
y mecánico , a la vez ,
sin pensar en nada ,
no supe de ningún yo
que no fuera distancia ,
lo cercano y lo lejano
eran la sal de la vida ;
no se había entrado aún
al negocio de la palabra
y nuestra industria
era una artesanía
de filos , puntas
y hachas de piedra ;
éramos simples animales
de la fauna local
y como tales
la naturaleza
nos trataba;
nada se moderaba
y los cubiles podían
ser un paraíso
o luego un infierno ,
sólo el río nos lavaba
los cuerpos estragados
por tanta intemperie ,
eso del mundo abierto
y los hechos concretos ;
materialistas ingenuos
creyentes en los antepasados ,
míticos animales , totems ,
y geométricos trazos ,
adorábamos ;
mi rastro se pierde
como el de cualquiera ,
al fondo del tiempo
se extinguen presencias
a cada instante
y sin drama ,
después de todo
sólo estábamos
algo sumidos, encerrados ,
en un valle lejano
de una remota tierra
equívocamente llamada ,
después y por otros
peores que nosotros ,
Sudamérica …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s