La corriente de Humboldt

Y de pronto un agua fría
se apodera de la ducha
y mi cuerpo vibra
y se estremece
de hielos y placeres ;
será , tal vez ,
esa corriente de Humboldt
que vino desde las playas
de mi infancia
o de mi juventud .
Ya desde Cartagena
en tren de negra y jadeante
máquina a vapor , de pesadilla ;
son los años 60 o 70 ;
pasando la cordillera de la costa ,
ingresando a la depresión intermedia
para luego llegar hasta
las secas arenas de mi mente
y fundar allí un nuevo
y sorprendente litoral ;
desde ahora ,
en la gloria de una lluvia
anónima y personal ,
nunca más tendré tanto calor
y el nombre Santiago
no volveré a pronunciar …

Waldo Guzmán B.

La imaginación , al igual que la razón ,es un tanto mercenaria , pero tiene además el peligroso riesgo agregado de que puede ser errónea o inadecuada , en fin esta poesía la escribí hoy , ya la revisaré ; respecto a lo de la imaginación y la razón , me refiero al hecho simple de que un razonamiento puede ser analizado rigurosa y sistemáticamente , la imaginación , en cambio ,es mucho más subjetiva y casi inaprehensible , la he actualizado pese al frío imperante aquí en Santiago , las palabras generan su propia temperatura … A todo esto la Corriente de Humboldt es una corriente marina fría que va de sur a norte y que en la costa de la quinta región hace que las aguas sean muy heladas , quien se haya bañado allí algunos años nunca se acostumbrará a esos mares de aguas tibias .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s