Hipocresía …

Esto no es un tango
arrabalero ,
ni una mísera canción ,
quizás un trago amargo
o una mala pasada
que de repente
la vida nos juega ,
tan brutal
e indiferente .

Muchas veces , compadre ,
ni la mirada amable ,
ni la palabra cortés ,
el apretón de manos
o la anhelada caricia
son verdaderas ,
apenas son convenciones ,
tácticas espurias ,
por ahí las llaman
“inteligencia emocional” ,
aquí nos quedamos
con la señora hipocresía ,
hermana mercenaria
de esa otra vieja maldita
doña mentira.

No se trata de que todo
sea así y sin embargo
no es poco esto ,che ,
más de lo necesario ,
evidentemente ;
qué absurdo
volverse crédulo
y dejarse engañar
livianamente ;
cuán pendejo
se puede llegar a ser
es algo que no sabemos ,
sólo en la circunstancia
divisamos , acaso ,
el puñal o lo sentimos ,
o degustamos
dulcemente el veneno …

Dijo el tango :
lo mejor sería olvidar ,
si se puede , si se quiere ,
esas pequeñas traiciones ,
esos canallas ,perdonar,
quién sabe , yo , ni cagando ;
después de todo
somos tan orgánicos ,
tan limitados-ilimitados ,
tan bacanes,
tan humanos-inhumanos…

Waldo Guzmán B.

Este poema es un tanto prosaico o muy poco lírico , pero se refiere a una realidad importante ; ahora esto lo escribo directo en el pc , en la entrada misma , por consiguiente es susceptible de ser corregido más de una vez .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s