De las guerras sociales

De repente y casi sin saber cómo
te descubres inmerso en un amargo
conflicto que no has generado
pero que debes asumir en plenitud ;
la historia es una pésima dramaturga ,
se limita a repetir el mismo guión
aburrido que oprime a los actores
y humilla a la representación ;
sobran palabras y hechos, símbolos,
la estructura se vuelve caótica
y se establecen terribles entropías
de sangre y muerte , de persecuciones ;
pero qué va ,es la guerra de todos contra todos ,
el perverso sueño del viejo Hobbes ;
y ya puestos , hay que destruir
lo más posible , sin piedad , matar
inmisericordes como un furioso primate
obcecado por las cosas de un instante absurdo;
los poderes son materialmente rigurosos
pero la cultura los vuelve relativos ,
y el que ayer mandaba ,hoy o mañana , bien puede
ocupar una cómoda celda , una mazmorra
en la más linda de las prisones
de este maldito mundo y asqueroso ,
o una preciosa tumba en el cementerio
de los inmorales y los asesinos
o visitar un patíbulo …
En la guerra social no puedes confiar
ni en tu hermano ni en tu amigo ;
la traición no golpea las puertas
sino que irrumpe brutal y dolorosa
y te atrapa si es que no te has cuidado
y no tienes medidas de seguridad adecuadas;
es una guerra absoluta , total , férrea ,
y el mejor enemigo es aquel que capturaste ayer
y cantó como un gil-guero o un canario ,
o ese otro que ahora abona el asfalto
en la podredumbre de las flores negras
de una maligna y lúgubre ciudad …

Una respuesta a De las guerras sociales

  1. eduardo dice:

    muy buena. felicitaciones poeta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s