Vertedero

Resido, yo , en una calle
que bien podría llamarse
de los camiones de la basura
pues éstos circulan todo el día por ella ,
o de los vertederos clandestinos
que se instalan cada día
por condominios de una media estrella
negra de polución y marginalidad ,
del local de la comida cochina
que sirve ricas bacterias
y virus adobados con la salsa
amarga de la corrupción municipal ,
y de un siniestro alcalde ultraderechista ;
calle flaite del centro sur
de la gran capital , urbana
en su ferocidad , vulgar
en sus prejuicios , alegre
en sus abusos ; calle sin nombre
de un mundo tercero y cuarto ,
arribista y emprendedora ,
después de todo no deja de ser
creativo eso de mezclar comida
y basura y lucrar con ello ,
y revolcarse en la jugosa mugre
de una propia y ajena contaminación
mirando , claro , siempre pal lao,
viviendo al día , a la hora , al instante ,
y después simplemente muriendo
de septicemia y spleen …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s