El culto del dinero

No hay deidad más poderosa
ni gratificante , ninguna más bella ,
que esa que viste de plata y oro
y brilla como un cielo de diamantes ;
preciados altares y templos
se abren al culto espléndido
de estos mundanales bienes
y sus virtuosas acumulaciones .
Sean monedas , sean billetes ,
sus dones se extienden
por los mundos materiales
y sobrepujándose a sí mismos
luego devienen ideales ,
porque en el colmo
del deseo y sus tesoros
se vuelven sueños
y apenas son obsesiones ;
muy limitado es su poder
porque en el tiempo y en el espacio
se contiene ese mandato ;
cosas , hay , que ya no alcanza ,
y por más que se junte
y se reuna ; no va más
dice la rueda de la vida ,
y un frío de metal
invade a estos sicarios
de la vieja cofradía
del mercenario becerro
y sus cópulas letales ;
lúbricas alquimias de oro ,
papeles , desenfrenos ,
cálculos y rentas ,
abundan , pululan ,
en esa infernal iglesia
del muy vil dinero
y el desalmado lucro …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s