Deslealtad

Cuando los fríos vientos de la noche
soplen como en asiáticos desiertos
y el paisaje extienda sus silencios
hacia orientes infinitos y solares ;
quizá sientas pasar al magnífíco Juliano
comandando a sus legiones ;
entre sus hombres algunos lo honran ,
mas los cristianos ya lo odian y preparan
el crimen y sus propias muertes .
Aún hoy se estremecen los huesos
malditos , devorados por supersticiones
que no los salvaron de sí mismos ,
ni los hicieron menos traicioneros .
Posiblemente , Juliano ya estaba perdido
y el imperio y los dioses también,
pero estos fatales soldados ,
enloquecidos por su absurda creencia
y sus miedos inhumanos ,
gemían por salvaciones imposibles
y cada noche conspiraban ,
mientras en la lejana Roma
el Pontífice celebra , desleal.

* Esta poesía toma la figura del
emperador Juliano ,331-362 ,
llamado “El Apóstata” , por
sus enemigos . Si bien ,habría
muerto luego de una batalla con
los persas ; aquí se opta por la
idea de la traición , desarrollada
en la novela de Gore Vidal , llamada
“Juliano el apóstata” .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s